El cáncer es un proceso enormemente complejo y que abarca a una amplia variedad de patologías. Es uno de los principales responsables de muerte por enfermedad en todo el mundo. La comprensión de los aspectos moleculares del desarrollo el cáncer conducirá al descubrimiento de nuevos blancos moleculares, a un mejor diseño de drogas y esquemas terapéuticos y a la identificación de marcadores tempranos del cáncer y de la respuesta a los tratamientos. En las últimas décadas nuevas investigaciones han profundizado en el conocimiento de los mecanismos moleculares que controlan el crecimiento y la diferenciación celular. Esos conocimientos básicos y las nuevas tecnologías surgidas simultáneamente han sugerido nuevas propuestas para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer.